El minidocumental de ‘Lightning Bolt’

Pearl Jam sigue presentando, a cuentagotas, su nuevo disco, Lightning Bolt (Monkeywrench Records, 2013). Primero fue el sencillo Mind Your Manners. Hace apenas una semana vio la luz el segundo single, Sirens. La última novedad ha aparecido en forma de minidocumental de unos nueve minutos dirigido por Danny Clinch y que, además de mostrar a los miembros del grupo respondiendo a diversas preguntas, desvela una nueva canción que aparecerá en el próximo disco del quinteto de Seattle y que se publicará el 15 de octubre.

Además de sonar las ya citadas Mind Your Manners y Sirens, también aparecen cortes de Future Days y Lightning Bolt que ya hemos podido escuchar en directo gracias a esas grabaciones cutres de conciertos que se han puesto de moda en YouTube, ahora descubrimos la fabulosa Get Away. El tema, que se puede escuchar en el minuto 7.30 del minidocumental, está repleto de guitarras pesadas y un bajo aún más presente que guía el conjunto de la canción. Aunque sólo aparecen unos segundos, no tengo ninguna duda de que pronto se convertirá en un clásico más de Pearl Jam y que sonará en gran parte de sus actuaciones. ¿Por qué? Pues porque suena a al Pearl Jam más roquero y más añejo.

Y esto es la sensación que te queda tras ver este vídeo. A falta de innovar, bueno es beber de lo que fuiste en el pasado. Con esto no quiero decir que Lightning Bolt parezca una marcha atrás, sino una marcha adelante pensando en con la energía del pasado. Y es que hay que reconocer que desde la publicación de No Code (Epic, 1996) los integrantes de Pearl Jam han buscado en cada largo sorprender, cambiar, variar su rumbo, pero no siempre les ha salido bien.

El mismo No Code significó un bajón comercial, y algo semejante pasó con Riot Act (Epic, 2002), Backspacer (Monkeywrench, 2009) o Binaural (Epic/2000). ¿Los discos eran malos? No. Sin embargo, muchos seguidores no entendieron los flirteos de Eddie Vedder, Stone Gossard, Mike McCready, Jeff Ament y Matt Cameron -éste en la última etapa-, con otros estilos musicales, otras influencias, otras maneras de pensar y entender la música.

Sea como sea, el minidocumental -que parece que ser un resumen de un formato más amplio- hace salivar y, en mi caso, me ha provocado un cierto nerviosismo, pero un nerviosismo positivo. En definitiva, hace mucho tiempo que no esperaba un disco de Pearl Jam con tantas ganas y entusiasmo. Esperemos que esto no sea simplemente un espejismo y que pronto podamos disfrutar del mejor disco de la banda de Seattle desde aquella fabulosa trilogía que fueron Ten (Epic, 1991), Vs.(Epic, 1993) y Vitalogy (Epic, 1994). ¡El próximo 15 de octubre lo descubriremos!