‘Storm Boy’, el Xavier Rudd más soso

Xavier Rudd es sinónimo de tardes soleadas, buenrollismo y playas paradisiacas… Así es como suena su música en mis oídos. Todos y cada uno de sus álbumes transmiten paz, rastafarismo y carga reivindicativa y este Storm Boy no es diferente.

Aunque Rudd aporta con este nuevo largo todo lo descrito, también hay que destacar que sus composiciones han rebajado un poco en intensidad y potencia, alejándose peligrosamente de aquellos primeros temas que dejó plasmados en Food In The Belly y White Moth. No sé si por la edad o por tratar de dirigirse a un público más amplio, el australiano ha bajado el pistón para aproximarse más a los sonidos de Jack Johnson, Trevor Hall o Matt Costa y dejando atrás su cercanía a John Butler Trio.

Xavier Rudd ha dejado de elaborar sus trabajos en solitario y de presentarse en los escenarios como un hombre orquesta y ahora cuenta con una fabulosa banda que le da un mayor empaque tanto en sus grabaciones como en directo (y así lo pudimos ver en el Mad Cool 2017). Sin embargo, también provoca que se pierda pureza y magia, que es lo que le falta realmente a este conseguido pero soso Storm Boy.

Los mejores temas que deja Rudd en este largo se cuentan con los dedos de una mano, más bien, con tres de ellos: escuchad con cariño Keep It Simple, el homónimo Storm Boy y Feet On The Ground.

Puntuación: 67/100