Pennywise nunca morirá

Simple, directo y a la medular. El nuevo largo de Pennywise deja claro desde el primer corte de su nuevo largo Never Gonna Die que no están dispuestos a tirar la toalla, que no quieren enterrar el punk rock y que están dispuestos a demostrar que éste es un estilo que no sólo sigue vivo, sino que nunca va a morir.

Los que traten de encontrar cambios en este álbum puede dormir tranquilos, porque no lo encontrarán. Sin embargo, mantiene encendida la llama del state punk o punk melódico californiano. Eso sí, hay que destacar que Pennywise demuestra con este disco que, como el buen vino, envejecer es bueno y te permite hacer discos increíbles. Porque Never Gonna Die es seguramente de lo mejor que ha editado Pennywise desde hace muchos años tras los irregulares Yesterdays y All Or Nothing.

American Lies, Keep Moving On, She Said o Won’t Give Up The Fight son los mejores ejemplos de la sabiduría escondida en este nuevo trabajo de los californianos y dejan patente que el punk con mensaje y crítico con la sociedad tiene sentido en una época convulsa como la que ha traído Donald Trump a Estados Unidos. Parece que, de la misma manera que lo hizo Ronald Reagan en los años ochenta con las bandas punk estadounidenses y canadienses, el nuevo presidente de EEUU ha dado suficientes excusas a bandas como Pennywise para seguir luchando, gritando su disconformidad y soltando verdades como puños en formato de canción.

Pennywise nunca morirá y su música y su mensaje tampoco. ¡Todavía hay esperanza y la buena música puede volver a llenar las estanterías! Veremos como defiende el cuarteto este nuevo trabajo en el próximo Download Festival.

Puntuación: 83/100